Logo noticias.saborgourmet.com
Logo noticias.saborgourmet.com
Logo Instagram SaborGourmet
Logo Twitter SaborGourmet
Foto de un charcutero del que se ve las manos y cómo corta una pieza de jamón cocido y delante montaje de unas lonchas de jamón cocido

Te interesa: el único jamón de York que recomiendan los médicos está en este super

Si buscas el mejor jamón york hay uno que se impone entre los expertos así que te explicamos en qué fijarse y dónde comprarlo

El  jamón de York es un embutido imprescindible en muchos hogares. Sin embargo ¿es realmente la mejor alternativa desde el punto de vista de la salud?.

Aunque muchos españoles preferirían el jamón ibérico, el de York se ha hecho un hueco entre las opciones más económicas y populares. Por ello es importante saber elegirlo bien así que os desvelamos ahora el que recomiendan los médicos y dónde comprarlo.

Te interesa: el único jamón de York que recomiendan los médicos está en este super

Aunque se le conoce como “jamón de York”, en términos de legislación alimentaria en España, este producto no existe como tal, sino que en realidad es jamón cocido o fiambre. La diferencia entre estos dos términos está en la calidad de la carne, siendo el jamón cocido de mayor calidad que el fiambre.

Ambos, sin embargo, son carnes procesadas, y la Organización Mundial de la Salud (OMS)  las ha identificado como alimentos potencialmente cancerígenos. Sin embargo, la OMS no ha aconsejado eliminar estas carnes de la dieta, sino reducir su consumo para disminuir los riesgos de cáncer.

El jamón cocido, desafortunadamente, cumple con la definición de carnes procesadas dada por la OMS. Esta es, carne roja de cerdo que se sala y cura para mejorar su sabor y durabilidad.

Y no es para nada recomendable. ya que según datos del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC), cada porción diaria de 50 gramos de carne procesada aumenta el riesgo de cáncer en un 18%.

Pero dentro de las carnes procesadas, los expertos indican que no todas son iguales. La calidad varía en función de la carne de cerdo en su composición. Esto pasa con todos los embutidos, también con el jamón cocido o de york frente a los fiambres.

La composición del jamón de york

De este modo el jamón york es técnicamente fiambre, ya que la mayoría apenas contiene un 55% de carne de cerdo. Procedente de diferentes cortes del cerdo, como la paleta o el magro, todavía podemos encontrar aquel que sea de calidad.

Piensa que el resto de jamón es agua, almidón, fécula de patata, azúcar artificial como la dextrosa y otros aditivos. Por ello se hace necesario encontrar un jamón de york que tenga más del 55% de carne de cerdo y bajaremos el porcentaje del resto de conservantes mencionados.

Lo ideal entonces según los expertos, es  ir a la búsqueda de un jamón cocido que tenga al menos un 90% de carne de cerdo  en su composición. Reduciendo la presencia de ingredientes no deseados. Así, se recomienda a los consumidores que deben buscar tamnbién la clasificación de “jamón cocido extra” para garantizar un mayor porcentaje de carne.

El mejor jamón cocido de supermercado

Foto de una pieza de jamón cocido extra El Corte Inglés sobre una madera y de fondo entrada de El Corte Inglés
El Corte Inglés tiene el mejor jamón cocido | El Corte Inglés

Y en este sentido, si buscas un jamón cocido de estas características, te diremos que el mejor de todos es el Jamón cocido extra de El Corte Inglés. Este se vende al corte por 12,90 euros el kilo y que tiene un 92% de carne de cerdo.

Ahora ya sabemos qué jamón de york comprar y donde, pero hay algo importante que no podemos olvidar. Este tipo de jamón sigue siendo una carne procesada y, por lo tanto, se debe limitar su consumo. Las carnes procesadas, en general, están asociadas al riesgo de cáncer colorrectal, un tipo de cáncer que preocupa a los médicos debido a su creciente incidencia, especialmente en personas más jóvenes.

Según los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se estima que se diagnosticarán alrededor de 42,721 nuevos casos de cáncer colorrectal en España en 2023.

Este tipo de cáncer se ha vuelto más común en pacientes más jóvenes. Con aumentos significativos en los casos de colon y recto en grupos de edad más temprana. En este contexto, la elección consciente de alimentos y la moderación en el consumo de carnes procesadas se presentan como medidas clave para la salud a largo plazo.