Logo noticias.saborgourmet.com
Logo noticias.saborgourmet.com
Logo Instagram SaborGourmet
Logo Twitter SaborGourmet
Familia sentada en la mesa celebrando hanukkah

Esta es la comida típica para celebrar la fiesta judía de Janucá o Hanukkah

Si aún no has probado los latkes, te estás perdiendo lo más sabroso de una de las celebraciones más antiguas que se recuerdan: Hanukkah

Más allá del simbolismo religioso o pagano de cada festividad, la comida suele ser el elemento común en todos ellos. En el caso de Hanukkah, celebración que se remonta al siglo II a C, no iba a ser menos. Obviamente, no vamos a repasar todos los platos que los judíos preparan en Hanukkah, pero sí uno de los más tradicionales: los latkes.

Los latkes son pequeñas tortitas con una base de patata rallada y huevo, cuya receta tiene más años que la tos. Obviamente, el paso del tiempo ha hecho que las combinaciones y variantes de este aperitivo crezcan de forma exponencial. De hecho, cada familia tiene su propia forma de hacerlos y todos ellos son aceptados en el marco de la gran fiesta judía.

Y sí, es posible que mucha gente tenga referencias de Janucá gracias al cine o la televisión. Es más, quién no recuerda el famoso armadillo navideño de Ross en 'Friends'. Ahora, haciendo algo de memoria, seguro que también recuerdas haber visto estos latkes en la pequeña o la gran pantalla.

Cómo hacer latkes paso a paso

latkes de papas
El proceso de preparación de los latkes no te llevará más de una hora | Getty Images

Curiosamente, la receta actual de los latkes era imposible en su origen. Por un lado, las patatas no habían llegado a Europa y, por otro lado, tampoco se usaba aceite de oliva. Como decimos, los tiempos cambian y las tradiciones, especialmente las gastronómicas, se adaptan a los nuevostiempos.

No obstante, la receta que hoy te dejamos es una de las más clásicas pero renovada a la actual festividad: latkes con calabacín.

Ingredientes (4 personas)

  • 1 calabacín mediano
  • 1 patata mediana
  • 1 huevo
  • 1 limón
  • 50 gr de queso emmental rallado
  • 5 gr de guindilla
  • Harina de trigo
  • Levadura química
  • Ajo granulado
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

  • Paso 1 - Lo primero que debes hacer es rallar el calabacín. Antes, debes haberlo lavado bien y dejar escurrir, con una pizca de sal, mientras preparas el resto.
  • Paso 2 - A continuación, pela las patatas y rállalas igual que el calabacín. Echa ambos ingredientes en un recipiente grande y añade el huevo, la guindilla y el queso emmental. Añade sal, pimienta negra, ajo granulado y la ralladura de un limón.
  • Paso 3 - Mezcla todo bien y añade dos cucharadas de harina mezclada con levadura química. Vuelve a mezclar hasta obtener una masa bastante húmeda que se pueda separar en trozos. Si lo ves necesario, añade más harina.
  • Paso 4 - Pon aceite de oliva generoso a calentar y empieza a echar tortitas. Para medir, basta con coger lo que quepa en una cuchara grande y darles forma de tortita. Eso sí, ten cuidado al echarlo porque el aceite estará muy caliente.
  • Paso 5  - Espera a que estén doradas, lo que te llevará 3-4 minutos por cada lado. Retíralas y ponlas en un recipiente plano con un papel de cocina que absorba el aceite sobrante.
  • Paso 6 - Puedes servirlos calientes directamente y, si te sobran, congelarlos. Cuando vuelvas a servirlos, no está de más darles un golpe en la sartén.